como cepillar los dientes de un gato

Como lavar los dientes de un gato

Cepillar los dientes a un gato no es tarea sencilla como seguramente ya has comprobado. La mayoría de las enfermedades de los dientes de los gatos se deben a la formación de placa, que luego, al mineralizarse, pasa al sarro.

La placa se forma con el crecimiento de bacterias en los dientes, debido al depósito de restos de comida y de sales contenidas en la saliva. 

La higiene oral para un gato es muy importante, porque la formación de sarro es un fenómeno bastante desagradable, que tampoco es fácil de tratar. Hoy en día, hay muchas maneras de cepillar los dientes de tu gato. Para hacer esto, hay huesos especiales, palos, cepillos de dientes, pastas y otros dispositivos. Además, la comida seca hace un buen trabajo al cepillarse los dientes.

¿Por qué cepillar los dientes del gato?

Las mascotas también necesitan cuidado dental porque también acumulan placa en los dientes. La placa dental es una película en la superficie de los dientes donde se crea un ambiente favorable para la propagación de bacterias patógenas. A su vez, la placa contribuye a la formación de sarro, sangrado de las encías y al desarrollo de enfermedades como la gingivitis y la periodontitis. Esto puede hacer que un gato tenga un olor fuerte en su aliento, incluso se le pueden caer los dientes.

Mejor prevenir que curar. Es casi imposible evitar que el gato se haga heridas en las encías, jugando o mordisqueando algo que encuentre en casa o que haya cazado, puede fácilmente hacerse pequeñas heridas que se acabarán infectando con las bacterias de la boca, causando una gingivitis. Eliminar las bacterias en la medida de lo posible, reducirá el riesgo de infecciones.

Lavar los dientes del gato para prevenir enfermedades

Si cepillas regularmente a tu gato con una pasta dental especial, ayudará a prevenir enfermedades de la cavidad oral. Se necesitan huesos especiales para un efecto adicional. Gracias a la atención integral, la mascota nunca acumulará sarro.

Unos dientes sanos prolongan la vida de las mascotas y evitan sufrimientos innecesarios. Como en los humanos, las enfermedades bucales repercuten en la salud general y pueden causar incluso infartos. Por supuesto, cualquier infección es peligrosa, dolorosa y desagradable. La septicemia (infección generalizada en la sangre) es causa de muerte fulminante.

Para cepillar los dientes del gato necesitas:

En las tiendas especializadas en mascotas se puede encontrar un kit especial para la higiene dental de los gatos, pero no es imprescindible. A los gatos no les gusta nada en absoluto el sabor de la pasta dental, tampoco la espuma que forma en la boca. Por eso, si el veterinario no dice otra cosa, bastará con:

  • Un cepillo especial, pero en caso de no tenerlo, puedes usar un cepillo infantil de cerdas suaves.
  • Agua y bicarbonato sódico.
  • Mucha paciencia.

Cómo cepillar los dientes a un gato

Es mejor cepillar los dientes del gato entre dos personas, con cuidado, paciencia y evitando poner nervioso al animal. Si tenemos un gatito joven, es mejor acostumbrarle cuando es perqueño. Los cachorritos no acumulan sarro, sin embargo, si le acostumbramos desde muy pequeño, será más fácil cepillar los dientes ciando sea un gato adulto. Es recomendable una limpieza diaria, así es que cuando menos drama, mucho mejor. Este es el procedimiento aconsejado:

  1. Ponga el gato en alto, sobre una mesa o un banco y envuelva las patas delanteras con una manta, toalla o un trapo. Si el gato es dócil, bastará con sentarlo sobre sus rodillas.
  2. Sujete al gato por el pescuezo, como hace la madre con los cachorros, si se pone nervioso. Pero lo ideal es que le acaricie la cabeza y toda la cara suavemente para disfrazar el cepillado de caricia.
  3. Tire suavemente de los labios del gato, abra la boca y comience a cepillar de arriba hacia abajo y de lado a lado hasta completar la dentadura. Pare cada pocos segundos y alterne el cepillado con caricias.
  4. Preste especial atención a los lugares donde los dientes se encuentran con las encías, normalmente esa parte está un poco más oscura.
  5. Al final, asegúrese de alabar al gato por su paciencia y recompensarlo con un regalo.

Si el gato rechaza el cepillo, puede cepillarle los dientes con un dedo envuelto en un paño suave. Cuidado con los mordiscos.

También puede buscar productos especiales en spary que destruirán las bacterias que causan la placa. También puede buscar ayuda de especialistas. El veterinario limpiará con herramientas especiales o con ultrasonido seguro para su mascota, y también le aconsejará sobre cómo cepillar adecuadamente los dientes de su gato.

Para evitar la acumulación de placa se recomienda cepillar los dientes diariamente. Sin embargo, como muestra la práctica, será suficiente con una limpieza semanal.

Scroll Up