enjuague casero mal aliento

Remedio casero para el mal aliento

Es muy embarazoso y desagradable tener que lidiar con el mal aliento propio o de un ser querido o un colega. Hay muchas causas para el mal aliento, como medicamentos, problemas de salud dental, mala higiene bucal y una abundancia de bacterias en la boca o la garganta.

Enjuague bucal casero para combatir el mal aliento

Los enjuagues bucales que encontramos a la venta a veces contienen ingredientes innecesarios, como sabores y colorantes artificiales. La ventaja de preparar un enjuague bucal en casa es que los ingredientes utilizados están fácilmente disponibles y no se les agregan ingredientes potencialmente dañinos. Una ventaja añadida de preparar un producto casero es que generalmente es mucho más barato que un enjuague bucal comprado en una tienda.

  • La canela, a diferencia de la menta, mata las bacterias que causan el mal aliento, en lugar de simplemente enmascarar ese olor. Muchos dentistas recomiendan masticar chicle de canela en lugar de menta porque puede disminuir hasta el 50% la cantidad de bacterias en la boca.
  • La miel de Manuka contiene un ingrediente llamado metilglioxal, que tiene propiedades antimicrobianas. Esta miel no solo hace que el enjuague bucal tenga un sabor más dulce, sino que también ayuda a matar las bacterias que causan el mal aliento.
  • El bicarbonato de sodio es un ingrediente conocido por sus propiedades desodorizantes. A menudo se coloca en la nevera para eliminar los olores de los alimentos y, esencialmente, una vez dentro de la boca y la garganta, hace lo mismo. También tiene el beneficio adicional de poder blanquear los dientes.

Enjuague bucal casero con canela para eliminar el mal aliento

Ingredientes

  • jugo de 2 limones
  • 1/2 cucharada canela
  • 1/2 cucharadita bicarbonato de sodio
  • 1 1/2 cucharadita de miel manuka
  • 1 taza de agua tibia
  • botella o frasco de vidrio con tapa hermética

Preparación:

  1. Coloque la canela en una botella o frasco con una tapa hermética y agregue jugo de limón, miel y bicarbonato de sodio.
  2. Agregue 1 taza de agua muy tibia al frasco, que es necesario para derretir la miel, y mezcle bien.
  3. Agite bien el frasco antes de enjuagar la boca con este líquido y tendrá una aliento fresco de inmediato.

Scroll Up