Técnica de Bass modificada para cepillarse los dientes

Técnica de Bass Modificada

La técnica de Bass para cepillarse los dientes fue la primera técnica de cepillado dental que se ocupó específicamente de la remoción de placa bacteriana del surco gingival. Consiste en realizar con suavidad movimientos inclinados desde la encía hacia el borde del diente para limpiar bien los surcos gingivales y eliminar todos los restos de alimentos. Al pasar tan cerca de la encía es importante no ejercer demasiada presión, para evitar la retracción de las encías.

Ejercer más presión no hace que la limpieza sea más eficaz y lo único que consigue es aumentar la sensibilidad dental, dañar las encías y favorecer abrasión.

Para aplicar la técnica de Bass seguiremos estos pasos:

  1. Poner el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados.
  2. Realizar movimientos cortos y precisos sin que las cerdas lleguen a doblarse. Esta será la mejor forma de evitar un exceso de presión y de retirar poco a poco la placa de bacterias que se deposita en la superficie del diente.
  3. Cepillamos cada diente aplicando esta técnica durante unos diez o quince segundos.
  4. Empezamos de dentro de la boca hacia afuera por la parte exterior del diente hasta recorrer los 4 cuartos de la boca. Repetimos por la parte interior hasta recorrer toda la boca.
  5. Cepillamos los molares de dentro hacia afuera con el cepillo plano en horizontal y paralelo al suelo.

Además de la técnica de Bass, también es correcto seguir tanto la técnica vertical como la circular:

  • Técnica Vertical: consiste en cepillar los dientes de la arcada superior en contacto con las de la inferior realizando movimientos verticales.
  • Técnica Circular: consiste en cepillar loso dientes con movimientos circulares suaves que limpian los dientes y masajean las encías. También se conoce como la técnica de Fones y se recomienda para los más pequeños.
Scroll Up