Cómo elegir un buen cepillo de dientes

Cómo elegir un buen cepillo de dientes

¿Es cierto que los cepillos de dientes son un semillero de gérmenes? ¿Es cierto que los cepillos eléctricos son solo una estratagema de marketing? ¿Qué buscar al elegir un nuevo cepillo dental? ¿Necesitas un cepillo de dientes especial?

La elección de la pasta de dientes puede ser confusa, sin embargo, a la hora de elegir un cepillo de dientes, la mayoría de las personas eligen algo de precio promedio y de apariencia agradable.
Hay muchos tipos de cepillos de dientes y tenemos que elegir entre diferentes opciones: sintéticos o naturales, eléctricos o manuales, tipos de cerdas, forma, dureza, irrigadores dentales,…

Para elegir un buen cepillo dental tendremos en cuenta varias cosas:

La odontología es una de las especialidades de la salud que más se han beneficiado del desarrollo de la tecnología, y además del cepillo de dientes convencional, podemos elegir entre un montón de aparatos más avanzados. Más adelante nos ocuparemos de los tipos de cepillos, pero en general nos fijaremos en la dureza y la forma de las cerdas

Forma, tamaño del cabezal y material de las cerdas

  • Debemos elegir un cepillo con las cerdas redondeadas en los extremos, y no afiladas, para evitar dañar las encías.
  • Los cepillos con cerdas cruzadas limpian mejor los espacios interdentales.
  • El cabezal grande puede causar problemas, así es que es mejor usar un cabezal pequeño y suave.
  • Las cerdas de goma en los costados brindan masaje en las encías. Esto es útil para personas que sufren de gingivitis (sangrado de las encías).
  • El material de las cerdas debe ser sintético. Si el cepillo está hecho de pelo natural, creará un caldo de cultivo para las bacterias.

Cepillo duro o blando

En cuanto a la dureza, dependerá mucho del tipo de dientes. Para la mayoría de las personas se recomienda cepillos de dureza media.

Las cerdas suaves son más adecuadas para personas con dientes sensibles. El hecho es que normalmente el esmalte forma una capa protectora sobre el tejido más sensible del diente: la dentina. Si por alguna razón el esmalte se vuelve más delgado, entonces la dentina queda expuesta y cuando se expone al frío, se produce dolor.

No se recomiendan cepillos duros o pastas que contengan partículas abrasivas (generalmente blanqueamiento) para personas con dientes sensibles, ya que además retiran el esmalte. En este caso, es necesaria una limpieza suave y delicada, pero debe recordarse que los cepillos suaves eliminan peor la placa, lo que significa que para lograr una limpieza completa, debe cepillarse los dientes por más tiempo. Las cerdas duras pueden causar sensibilidad dental y daños en las encías.

El mango del cepillo

Debe ser suficientemente largo para poder ajustar la presión del cepillo sobre los dientes y para evitar lesiones del esmalte y las encías. Es importante que el mango tenga elementos de goma para que la mano no se deslice.

Garantía de calidad

Para comprar un cepillo de alta calidad, lea las inscripciones en su embalaje: la información debe indicar necesariamente el nombre del fabricante, su dirección de correo y el certificado de seguridad de la Comunidad Europea.

cepillos de dientes eléctricos

¿Cepillo Manual o eléctrico?

Los cepillos manuales:

Con la técnica de limpieza adecuada y un cepillo manual de alta calidad podemos eliminar eficazmente los depósitos blandos sobre los dientes. Las superficies externas e internas de los dientes deben limpiarse con movimientos de barrido desde las encías hasta el borde del diente, y la superficie de masticación con movimientos circulares. También es muy importante dedicar una cantidad de tiempo suficiente a la limpieza: su duración recomendada es de 2 minutos.

Los cepillos manuales son tan buenos para la limpieza como los eléctricos, lo principal es cepillarse los dientes a fondo y con regularidad.

Cómo elegir un cepillo manual

Ya hemos visto que la elección depende de la sensibilidad de los dientes y el estado del esmalte y las encías.

  • Las cerdas muy blandas (supersoft / ultrasoft) y blandas son adecuadas para niños y para adultos con sensibilidad dental pronunciada, con mucosa oral lesionada, con abrasión dental anormal, con gingivitis (enfermedad de las encías), o con periodontitis.
  • Las cerdas de dureza media se recomiendan para la mayoría de los adultos sin problemas de dientes y encías, y para niños mayores de 12 años.
  • Las cerdas duras se recomiendan para limpiar prótesis o las estructuras de ortodoncia.

Cepillos eléctricos:

Los cepillos de dientes eléctricos funcionan con un motor incorporado que acciona las cerdas. Dependiendo del modelo, las cerdas pueden moverse a una velocidad de 5,000 a 30,000 movimientos por minuto, limpiando efectivamente la superficie de los dientes. Para controlar la duración del cepillado,la mayoría de los cepillos están equipados con un temporizador.

Hay otros tipos de cepillos eléctricos :

Cepillos sónicos:

Los cepillos de «sonido» limpian a través de las vibraciones sonoras que penetran en los espacios interdentales inaccesibles de otro modo. No hay que confundir con los cepillos ultrasónicos.

Cepillo ultrasónico:

Tiene un principio de funcionamiento diferente: produce una onda ultrasónica que destruye las cadenas de bacterias que forman la placa y las bacterias en las profundidades de las encías, en los espacios entre los dientes, debajo de aparatos ortopédicos, puentes y coronas.

Al elegir un cepillo ultrasónico, debe tener en cuenta que hay cepillos que funcionan con ultrasonido puro (Emmi-dent) y cepillos que combinan la onda ultrasónica con los movimientos mecánicos de las cerdas (Megasonex, Donfeel).

Para los cepillos Emmi-dent, la fuente de ultrasonido se encuentra en la cabeza, por lo que el ultrasonido penetra más profundamente en las encías, mejorando su circulación sanguínea. Elegir un cepillo de dientes eléctrico o ultrasónico depende de la condición de la cavidad bucal y de las características individuales. Los cepillos ultrasónicos tienen contraindicaciones para su uso en casos de enfermedad de las encías (cuando hay dolor, hinchazón, hinchazón), así como en presencia de neoplasmas (tumores) benignos o malignos en la cavidad oral.

Cepillo de dientes iónico:

Una varilla de metal en el interior del mango interactúa con la batería y libera iones cargados negativamente. Esto restablece el equilibrio ácido-base (porque son los ácidos los que destruyen el esmalte dental, lo que produce caries) y eliminan la placa.

Cómo elegir un cepillo de dientes eléctrico para un adulto

Los cepillos de dientes eléctricos no tienen contraindicaciones. Se puede elegir entre una gran selección de modelos y cabezales que se adapten a las necesidades de cada tipo de dentadura. Al igual que con los cepillo manuales, habrá que elegir un cabezal con cerdas que se adapten a la sensibilidad de los dientes. En caso de duda, consulte con su dentista.

Muchos modelos tienen sensores de presión que emiten una señal o apagan el cepillo cuando presiona los dientes con demasiada fuerza. En caso de una mayor sensibilidad dental, es adecuado un modelo con un sensor de presión y un cabezal con cerdas muy suaves.

Qué cepillo de dientes eléctrico elegir dependerá del presupuesto y de si necesitamos más funcionalidades que las del simple cepillado. Hay diferencias según el rango de precios, pero hasta los más baratos son suficientes para mantener la boca limpia y sana.

Los modelos más simples permiten que las cerdas realicen movimientos de un solo tipo.
Los cepillos de dientes eléctricos como los cepillos Oral-B con tecnología 3D (una combinación de movimientos giratorios y pulsantes) y los cepillos de sonido Philips con tecnología Sonicare son muy populares y algo más caros.

En caso de enfermedad dental como gingivitis, estomatitis y algunas otras enfermedades, consulte con su dentista antes de comprar un cepillo.

¿Con qué frecuencia hay que cambiar el cepillo de dientes?

El cepillo debe renovarse cada cierto tiempo por higiene y para que no pierda efectividad. Un cepillo de dientes ordinario debe cambiarse cada tres meses: de lo contrario, las cerdas se “sueltan” y el cepillo pierde efectividad. Además, después de un resfriado o bronquitis, después de una enfermedad oral como la gingivitis, o después de una visita al dentista para hacer una limpieza bucal, hay que renovar el cepillo. El dentista ha retirado microorganismos de tu boca que pueden haber quedado en el cepillo, y las enfermedades dejan restos entre las cerdas del cepillo.
En caso de usar un cepillo eléctrico los cabezales del cepillo también se cambian con la misma frecuencia.

Las personas con ortodoncia deben cambiar sus cepillos de dientes cada dos semanas. En general, en este caso, los dentistas recomiendan usar también un irrigador oral. Este es un dispositivo en el que se vierte agua o una solución antibacteriana, le permite enjuagarse los dientes con un chorro a presión, lo que elimina efectivamente incluso los restos de comida más pequeños.

¿Es cierto que el cepillo de dientes en un foco de gérmenes?

Es normal que las bacterias estén presentes en el cepillo y también en nuestras bocas. Pero esto no debe alarmarnos más de la cuenta. La pasta dental contiene sustancias antibacterianas que inhiben el crecimiento de microorganismos directamente en el cepillo. Pero los fabricantes invierten en campañas publicitarias para que nos asustemos y optemos por comprar cepillos de cabezales desechables.

Mitos y creencias falsas

«Cuanto más rígidas son las cerdas, mejor se limpia el cepillo».

La efectividad de la limpieza no depende de la rigidez, sino del grosor de las cerdas. Las cerdas gruesas y suaves limpian mejor que las cerdas duras y dispersas. Las cerdas duras están contraindicadas en niños, personas con esmalte fino y sensibilidad dental.

«Las cerdas deben ser naturales, porque todo lo natural es mejor».

El cabello natural es hueco por dentro, las bacterias patógenas penetran fácilmente en él. Además, las cerdas naturales no son resistentes a la humedad, y las bacterias crecen rápidamente en un ambiente húmedo. La punta de las cerdas naturales no se puede redondear para que no dañe las encías. Las cerdas artificiales son mucho más higiénicas que las naturales.

«Los cepillos de dientes eléctricos no se pueden usar constantemente; se deben alternar con los normales».

Un cepillo de dientes eléctrico reemplaza completamente a uno convencional; alternarlos no tiene sentido.

«Los cepillos de dientes eléctricos están contraindicados en personas con esmalte fino y con sensibilidad dental».

No hay contraindicaciones para usar un cepillo de dientes eléctrico. En caso de mayor sensibilidad o esmalte muy fino, es necesario elegir cabezales con cerdas suaves y cepillarse los dientes en un modo delicado.

«Los cepillos de dientes eléctricos cepillan los dientes más rápido que los normales».

Necesita cepillarse los dientes con cualquier cepillo durante 2 minutos. Los temporizadores provistos en cepillos eléctricos establecen tal intervalo de tiempo del procedimiento.

«Si tienes un irrigador, no puedes usar un cepillo de dientes».

Sólo un cepillo puede limpiar completamente los dientes de la placa. Un irrigador es un producto adicional para el cuidado bucal; no puede reemplazar un cepillo.

Es importante cuidar un cepillo de dientes.

Scroll Up