¿Cómo cepillarse los dientes?

Cepillarse bien los dientes para tener una buena salud, no sólo dental

La sonrisa es el mejor instrumento de comunicación, la vía más directa para conectar y empalizar con la gente. Tus dientes son lo primero que los demás ven de ti cuando te encuentran, por eso es importante que estén en las mejores condiciones posibles. 
De la salud de tu sonrisa depende en gran parte la salud de tus relaciones.
Aquí encontrarás consejos de salud dental para el cuidado de los dientes, así tu sonrisa lucirá mejor que nunca y durante mucho tiempo.

Cómo cepillarse los dientes correctamente

Los dentistas dicen que la mayoría de la población mundial no se cepilla los dientes correctamente, y esto lleva a una serie de problemas de higiene bucal que puede causar enfermedades en los dientes, las encías, provocar mal aliento y oscurecer el esmalte dental. Hasta las personas que más cuidado ponen en su higiene dental cometen pequeños errores que por efecto acumulativo tiene como consecuencia una higiene deficiente. Algo que parece sencillo depende de varias decisiones, de gestos y de rutinas que no todo el mundo tiene claras.

La mejor técnica para cepillarse los dientes correctamente es la técnica de Bass modificada, que puedes conocer haciendo clic en el enlace, pero antes hay varios consejos, trucos, mitos y falsas creencias que debes conocer.

Conoce cuales son los mitos sobre el correcto lavado de dientes y aprende cómo hay que hacerlo según el Consejo General de Dentistas.

cómo cepillarse los dientes correctamente

Sabemos que hay que cepillar los dientes mínimo dos veces al día, al levantarnos y antes de ir a dormir, aunque es mejor hacerlo cada vez que ensuciamos los dientes comiendo, aunque sólo sea un poco. 

Sabemos también que el cepillado debe durar más de 2 minutos, y que debemos limpiar entre los dientes, la lengua y el interior de las mejillas. Para que sea perfecto, se recomienda usar hilo dental y enjuague bucal. 

Pero ¿no nos cepillamos bien los dientes?

La mayoría de nosotros cometemos varios errores en el cepillado dental. El grado de eliminación de la placa de nuestros dientes depende del tipo de movimientos que hacemos con el cepillo de dientes. Pero también influye la elección del cepillo, el dentífrico, la rutina, la frecuencia. Más adelante repasaremos todos los errores que se pueden cometer para poder evitarlos. Ahora vamos a aprender a hacerlo bien.

Cómo hay que cepillar los dientes correctamente, paso a paso:

1.- Elegir bien el equipo necesario

Necesitaremos lo siguiente:

  • Cepillo 
  • Dentífrico
  • Hilo dental
  • Agua
  • Rascador de lengua (opcional)
  • Enjuague bucal (opcional)
Elige un buen cepillo, de tamaño adecuado y preferentemente con cerdas de dureza media si tus dientes son sanos. Si no lo son, consulta a tu dentista. El cepillo debe renovarse cada 2 ó 3 meses.
Necesitas una buena pasta dental. En caso de duda, el dentista recomendará la más adecuada para cada dentadura. Usaremos poca cantidad de pasta, del tamaño de un guisante.
También es necesario completar el cepillado con un enjuague especial, preferiblemente a base de hierbas. Es importante que el enjuague bucal diario no contenga alcohol ni clorhexidina. El tiempo de contacto con el enjuague bucal es de 30 segundos.

2.- Movimientos de un cepillado correcto

  1. En la cara externa de los dientes, los movimientos del cepillo de dientes deben ser verticales o en pequeños círculos, barriendo las bacterias desde las encías hasta el borde del diente (los dentistas llaman movimientos de «barrido»). 

    Nunca en horizontal para evitar que la placa se acumule aún más en las cavidades interdentales. Además, con este tipo de movimientos podemos dañar las encías levantándolas al hacer un efectoo de “cuña”. Al ir limando las encías la sonrisa es menos atractiva, pero lo peor es  que también aumenta considerablemente la sensibilidad de los dientes, y puede acabar en una enfermedad periodontal y la pérdida de piezas dentales. 
  2. Dientes superiores: acercamos el cepillo al borde superior del diente en un ángulo de 45 grados. Comenzamos a hacer movimientos verticales (en este caso, de arriba hacia abajo). Cada diente tiene 3-4 movimientos. Comenzamos con los dientes posteriores y pasamos al frente.
    Luego, iremos a la mandíbula inferior. Del mismo modo, con el cepillo en un ángulo de 45 grados, hacemos los mismos movimientos, solo de abajo hacia arriba, desde los dientes posteriores hacia el frente.
  3. Limpiaremos las muelas con el cepillo en horizontal (perpendicular a los labios) y haciendo movimientos de atrás a adelante y girando el cepillo al cambiar de lado. 
  4. Ahora limpiaremos la parte trasera de los dientes inclinando el cepillo para poder llegar al borde de la encía. Haz pequeños movimientos muy suaves desde la encía hasta el borde del diente, y repasa uno a uno todos los dientes de arriba y de abajo.

    En el interior de los dientes superiores cepillamos en un ángulo de 45 grados con movimientos de barrido. Tan pronto como lleguemos a los dientes frontales, comenzando con los colmillos, cambiamos la posición del cepillo y hacemos los mismos movimientos, solo en la posición del cepillo.

Cepillarse con cepillo manual

Cepillarse con cepillo eléctrico

3.- Secuencia del cepillado dental

Dividiremos imaginariamente la boca en cuatro partes (las dos mitades de arriba y dos abajo) y seguiremos la misma secuencia en cada uno de los cuartos. Si seguimos una secuencia nos aseguramos de limpiar toda la boca por igual y de no olvidar ningún diente. Al cabo de un tiempo acabará siendo un movimiento automático y no quedará un rincón de la boca sin cepillar por culpa de un descuido.

4.- Enjuaga la boca con agua.

Ten cuidado de no tragar la espuma que se ha formado (recuerda que están ahí las bacterias y los restos de comida), escupe la espuma en el lavabo y enjuaga bien los restos de pasta dental con un poco de agua.

5.- Limpia bien el cepillo.

Es muy importante eliminar los restos de bacterias, de pasta dental y de alimentos del cepillo. Para eso pon el cepillo bajo el grifo y deja que el chorro de agua elimine todos los restos. 

Retira el exceso de humedad del cepillo porque las bacterias se reproducen en ambientes húmedos, y guárdalo en un lugar donde pueda seguir secándose al aire y que no esté expuesto a más bacterias, a insectos o al contacto con otros productos que están presentes en el cuarto de baño. 

6.- Limpia la lengua y las mejillas por dentro.

Puedes usar un rascador de lengua o una cucharita de las de café por su parte cóncava. Pásala por la lengua de atrás a adelante (desde la raíz de la lengua hasta la punta) y por la cara interior de las mejillas. Enjuágate con agua y limpia el rascador. 

7.- Hilo dental. 

Corta un trozo de hilo dental (especial, mentolado y resistente) y no cualquier hilo. Enróllalo al dedo índice o el anular de cada mano y usa lo pulgares (o el pulgar y el índice si ha quedado libre) para controlar los movimientos. Limpia los espacios interdentales, comenzando desde los dientes posteriores hacia el frente. Pasa el hilo entre cada diente para asegurarte de que no ha quedado nada entre ellos.

Renueva el hilo dental cuando lo esté sucio porque entonces transferimos bacterias del sitio anterior al siguiente. Es conveniente cortar unos 30 cm de hilo, colocar entre 2 dedos índices, dejando unos centímetros para limpiar. Mientras limpia, enrolle el hilo usado en uno de los dedos. Ten cuidado de no lastimarte las encías. Mejor míralo aquí:

8.- El enjuague bucal o colutorio es opcional pero recomendable. 

Es bueno mantener en la boca durante unos 30 segundos un sorbito de enjuague con flúor, con cuidado de no tragarlo, y luego se escupe.

Trucos de dentistas

¿Hay dentistas youtubers? Pues sí, y muy didácticos. Youtube es un medio de difusión que alcanza a todos y una manera perfecta de conectar con la gente más joven. Aquí dejamos un vídeo muy entretenido de un dentista que se ha propuesto acabar con los problemas de caries llegando a la gente con consejos de salud bucal que él mismo practica. Es muy bueno, no te lo pierdas:

¿Por qué es importante cepillarse bien los dientes?

La cavidad bucal es uno de los lugares del cuerpo más expuestos. Millones de bacterias viven en la boca. La misión de los dientes es masticar los alimentos para procesarlos correctamente, y sus restos pueden quedar atrapados entre sus cavidades creando un caldo de cultivo perfecto para los microorganismos. Las bacterias pueden multiplicarse muy rápidamente y forman un recubrimiento suave de placa.  

Esta placa es muy dañina para los dientes porque segrega ácido que destruye el esmalte dental. Si no lo limpia pronto, el diente será propenso a sufrir daños por caries. Además, la placa ayuda a romper la barrera natural contra las infecciones en la boca. También puede causar halitosis: mal aliento, formación de sarro. 

Para ayudar a destruir las bacterias malas de la boca, es necesario cepillarse los dientes varias veces al día con una pasta dental con flúor. Es conveniente preguntar al dentista acerca de la pasta dental que mejor protege sus dientes de las bacterias y cuál es la recomendada para tu boca.

Cepillando regularmente los dientes, podremos retirar esta placa todavía blanda sin dar tiempo a los microorganismos para causar caries y otros problemas.

¿Durante cuánto tiempo hay que cepillar los dientes? 

Si quieres lavarte los dientes de manera eficiente, necesitas pasar un tiempo en cada diente para que puedas cepillar ambos lados del diente y también el espacio entre los dientes. Usa un temporizador de huevos si quieres asegurarte de que pasas suficiente tiempo cepillándote los dientes. Hay algunos trucos que puedes usar, como comprar un cepillo de dientes eléctrico que te avisa a los dos minutos o usar un huevo de cocina con temporizador.

RECUERDA: Se recomienda el cepillado dental por un tiempo mínimo de 2 minutos.

Cuántas veces al día hay que cepillarse los dientes

Cepíllate los dientes como mínimo dos veces al día para prevenir la caries dental dando un masaje a las encías con el cepillo. Los dentistas recomiendan al menos dos minutos de cepillado si desea tener dientes y encías saludables.

Lo ideal es cepillarse los dientes cada vez que se ha comido algo. Es necesario cepillarse los dientes al menos 2 veces al día, por la mañana después del desayuno y por la noche antes de acostarse. Los dentistas recomiendan un tiempo de cepillado de al menos dos minutos y mejor si son tres.

Cepillarse temprano en la mañana hará que desaparezca el mal aliento matutino y limpiará todo lo que se ha acumulado durante el sueño. Cepillarse antes de acostarse evitará que la saliva cause problemas ya que queda retenida en la boca por la noche.

Recuerda cepillarte los dientes como mínimo

Cada cuánto renovar el cepillo de dientes

Es importante renovar el cepillo de dientes aproximadamente cada dos o tres meses. Incluso si el cepillo de dientes sigue pareciendo nuevo, las cerdas podrían haberse deshilachado. Un nuevo cepillo limpia mucho más eficazmente. Eventualmente, las cerdas de un cepillo de dientes se debilitan debido al uso excesivo. Esto evita que el cepillo de dientes limpie  realmente los dientes e incluso puede causar daño a tus encías

También es aconsejable renovar el cepillo después de una enfermedad, así nos aseguramos de que no ha quedado ningún virus ni bacterias en el cepillo.

Cepillo eléctrico o manual

Los cepillos eléctricos actuales tiene un sensor que avisa cuando se está ejerciendo demasiada presión y se enciende una luz roja, además un temporizador nos avisa cada 30 segundos para que cambiemos de sector en la boca hasta completar un total de 2 minutos. Pasado este tiempo un doble zumbido nos avisa de que hemos cumplido con el mínimo recomendado.
Antes los dentistas no recomendaban cepillarse los dientes con un cepillo eléctrico más de 2-3 veces por semana, por miedo a que el esmalte pudiera dañarse, pero con los cepillos actuales, no existe ese peligro.

Cepillos ultrasónicos.

Permiten eliminar la placa en lugares difíciles de alcanzar debido a las vibraciones ultrasónicas que arrancan la placa de la superficie. Este tipo de cepillos se recomienda para dientes sensibles, cuando hay algún tipo de aparato de ortodoncia, en caso de enfermedades periodontales, etc., en las que la limpieza mecánica es difícil.
Estos cepillos tienen un costo bastante alto, así como la presencia de contraindicaciones para pacientes con cáncer, personas con enfermedades cardiovasculares, mentales, marcapasos y niños menores de 9 años.

cómo usar hilo dental

Cómo usar hilo dental

El uso de hilo dental puede reducir el riesgo de caries y enfermedades de las encías, evitando la acumulación de placa. La placa es una…

¿Nos cepillamos bien los dientes? Errores en el cepillado dental

La higiene de la boca empieza con un correcto cepillado de los dientes. Para prevenir las caries es esencial cepillar los dientes varias veces al día. Seguir una rutina de cepillado, asegurará que los dientes estén sanos y el aliento fresco. Aunque lo ideal es lavarse los dientes cada vez que comemos algo, como mínimo hay que hacerlo por la mañana y antes de irnos a dormir. Si no es posible en ese momento, masticar chicle sin azúcar ayudará a refrescar el aliento y limpiar un poco los dientes.
Un buen cepillado dental debe prestar atención a las superficies externas e internas del diente, sin olvidar los espacios interdentales porque es donde quedan atrapados los residuos de comida.
Estos residuos hacen que crezcan rápidamente los  microorganismos  en la placa, por eso es recomendable usar hilo dental.
No hemos terminado, porque los microbios deben eliminarse también de la lengua y las mejillas para proteger mejor la cavidad bucal.

Debemos evitar estos errores comunes:

  1. El error más común es comprar un cepillo de dientes con cerdas demasiado suaves o demasiado duras, y con el cabezal demasiado grande.
  2. Usar el mismo cepillo durante más de tres meses o no renovarlo después de una enfermedad infecciosa. Recuerde que el cepillo retiene los virus y bacterias. Además las cerdas se estropean y deforman, repercutiendo en la calidad del cepillado.
  3. Usar un exceso de pasta dental. Para una limpieza óptima, necesita una bola del tamaño de un guisante grande, de lo contrario, el cepillo se deslizará fuertemente y no llegará a la placa.
  4. Usar una pasta dental demasiado abrasiva.
  5. Cepillar los dientes menos de dos minutos.
  6. Realizar movimientos incorrectos que causen desgaste en las encías y el esmalte.
  7. Además es muy importante acudir al odontólogo de confianza con regularidad. Lo más recomendado es una vez cada seis meses, para mantener la sonrisa sana y radiante.

¿Cuál es la mejor técnica de cepillado?

La técnica de cepillado manual recomendada por los expertos para eliminar el máximo de placa bacteriana posible, es la técnica de Bass.

La técnica de Bass consiste en:

  • Realizar movimientos de barrido verticales y suaves desde la encía hacia el borde del diente para limpiar en profundidad los surcos gingivales.
  • El cepillo de dientes se coloca en un ángulo de 45 grados, sin ejercer demasiada presión, para evitar el sangrado y la retracción de las encías.
  • Se recomienda cepillar cada diente aplicando esta técnica durante unos diez o quince segundos. Este sistema es especialmente aconsejable en pacientes con alguna enfermedad periodontal.
  • Para completar el cepillado se recomienda el hilo dental y el enjuague bucal.

Recomendaciones de la OMS para cepillarse bien los dientes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) da una serie de recomendaciones para el correcto cepillado de los dientes. Debemos tener siempre en cuenta que estas recomendaciones se hacen para una boca sana, y que si se tiene problemas de sangrado de encías o cualquier otra patología, hay que consultar siempre con un buen dentista qué tipo de cepillo, dentífrico y técnica de cepillado debemos utilizar.

  1. Cepillarse los dientes al menos dos veces al día, al menos dos minutos cada vez.
  2. Cambiar el cepillo cada 2 ó 3 meses.
  3. La OMS no se pronuncia respecto a la técnica de cepillado, aunque los dentistas recomiendan la técnica de Bass modificada.
  4. Recomienda tener un método para seguir un orden y no olvidar ninguna pieza dental. Empezar por un lado y terminar por otro, dividiendo mentalmente la boca en sectores, y así cepillaremos siempre toda la boca.
  5. Como última recomendación, la OMS advierte de la importancia de cepillar la lengua por la noche antes de ir a dormir. La razón es que la lengua acumula bacterias que quedan en la boca durante un largo periodo en el que no salivamos.

Cepillar los dientes de perros y gatos

Nuestras mascotas también necesitan una higiene dental para evitar infecciones

Scroll Up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad