irrigador dental completo

Irrigador dental

Los irrigadores dentales están indicados para una limpieza más exhaustiva y profunda del espacio entre diente y diente, que está ocupado por la encía y que a veces es de difícil acceso. Con los irrigadores se accede incluso a la zona subgingival menos accesible.

¿Qué es un irrigador dental?

Un irrigador dental es un dispositivo que limpia la cavidad oral, masajea las encías y limpia todos los espacios interdentales, utilizando un chorro de agua o solución antiséptica pulsante a presión entre dientes y encías.

Es un elemento muy útil y casi indispensable de la higiene diaria que crea una sensación adicional de limpieza de la cavidad bucal, que no se puede lograr con un cepillo de dientes convencional.

Los irrigadores están especialmente recomendados para personas con implantes dentales, coronas u ortodoncias, que corren un riesgo mucho mayor de acumulación de placa bacteriana y, por tanto, de desarrollo de enfermedades como la caries o enfermedades periodontales. De hecho, existen irrigadores dentales que cuentan con cánulas específicas para la limpieza de implantes y ortodoncias que garantizan la total eliminación de la placa.

Se recomienda especialmente el uso del irrigador dental en personas diabéticas (con mayor riesgo de desarrollar enfermedades periodontales) y para aquellas personas que ya padecen algún tipo de enfermedad periodontal.
Según el tipo de fuente de energía, existen tipos de riego como estacionarios (conectados a la red eléctrica) y portátiles (alimentados por una batería)

¿Para qué sirve el irrigador dental?

  • El irrigador dental previene la caries:
  • El irrigador permite eliminar de manera eficaz la placa en los dientes, la lengua, las encías y el mal aliento. Además, proporciona una limpieza efectiva de lugares inaccesibles: molares, muelas del juicio, espacios interdentales y espacios poco accesibles debido a la ortodoncia.
  • Prevención y tratamiento de la enfermedad de las encías:
    Un irrigador bucal ayuda a fortalecer las encías y a reducir el sangrado. El chorro de agua pulsada masajea las encías, mejora su circulación sanguínea y acelera el proceso de regeneración.
  • Mejora la higiene dental cuando hay estructuras ortopédicas y de ortodoncia: implantes, coronas, puentes, aparatos ortopédicos.
  • Contribuye a mejorar en caso de tener mal aliento, que muchas veces está originado por la presencia de bacterias en la boca. El irrigador bucal en un método eficaz para la eliminación de las causas del mal aliento (halitosis).
  • Prevención de la gingivitis en mujeres embarazadas y lactantes, que ocurre debido a la disminución de irrigación en las membranas mucosas.

Contraindicaciones del irrigador dental:

¡No hay contraindicaciones para usar un irrigador!

El uso moderado de un irrigador en personas sanas (*) no tiene ningún tipo de contraindicación. El irrigador puede tener distintas intensidades para hacer presión en la superficie del diente y entre las encías con un chorrito de agua. Un uso intensivo del dispositivo a máxima presión, podría tener efectos secundarios, pero es altamente improbable.
(*) En caso de padecer alguna enfermedad, consulte con su dentista.

Cómo elegir un irrigador dental

Antes de tomar la decisión tenemos que saber que existen distintos tipos de irrigadores y de distintas capacidades y potencias. Para saber cómo elegir un irrigador, primero debe decidir qué tipo de irrigador necesita, si es para uso doméstico o también para viajar, el tipo de dientes y si hay algún problema específico de salud bucal al que tengamos que prestar atención.

Tipos de irrigadores

Cada uno de los distintos tipos de irrigador puede tener diferente presión, número de pulsaciones por minuto y extras que pueden mejorar el modelo. Hay tres grandes tipos de irrigadores:

  • los estáticos, que tienen una base de carga que se enchufa a la pared,
  • los portátiles, útiles para llevar de viaje y que se alimentan con pilas,
  • los irrigadores con cepillos incorporados.

Irrigador dental de uso doméstico

Para uso doméstico, es mejor elegir un irrigador estacionario. Su batería es más confiable y durará más que una portátil. No siempre hay suficiente espacio para un irrigador en el baño, por lo que algunos modelos fijos tienen soportes de pared. Es necesario considerar cuántas personas usarán el dispositivo; cada uno debe tener su propia boquilla, por lo que se recomienda elegir dispositivos con una gran cantidad de boquillas diferentes en el kit.

Si no tiene la posibilidad de conectar el dispositivo a la red en el baño, puede optar por un irrigador portátil que funciona con pilas. Son más ligeros y mucho más pequeños que los fijos; son convenientes para llevar en los viajes.

Potencia y pulsaciones del irrigador dental

Al decidir qué irrigador bucal elegir, preste atención a la potencia del chorro de agua: un irrigador portátil debe tener una capacidad de al menos 520 kPa, mientras que un irrigador estacionario debe tener un mínimo de 550 kPa.

Otra característica importante del dispositivo es el número de pulsaciones de chorro por minuto, lo óptimo son 1200.

Los diferentes modos de funcionamiento en los modelos estacionarios se manipulan fácilmente desde un regulador que nos permite pasar con suavidad de un nivel al siguiente entre una escala bastante amplia.

En los modelos portátiles el número de modos de operación es más limitado, y será más incómodo regular un suministro de agua para personas con enfermedad de las encías o para niños.

Cómo elegir el mejor irrigador dental para diferentes necesidades

Para elegir un buen irrigador bucal que se ajuste a sus necesidades, basta con responder a estas preguntas:

  • Si necesita un irrigador para llevarlo en viajes de negocios, vacaciones, al trabajo o al estudio, elija modelos portátiles. Al elegir un irrigador portátil (de viaje), preste atención al volumen del tanque, la disponibilidad de una cubierta para transportar el kit y la capacidad de la batería, que nos dirá con qué frecuencia hay que cargar el irrigador.
  • Si quiere comprar un irrigador para una casa, debe elegir un modelo estacionario.
  • Si el irrigador se compra para limpiar aparatos ortopédicos, implantes, coronas, entonces es mejor elegir un irrigador dental que tenga una boquilla especial en el kit. Estas boquillas ayudarán a hacer frente rápida y eficientemente a la limpieza de estructuras dentales.
  • Comprar un irrigador para una familia numerosa, implica elegir modelos con un tanque grande y la cantidad suficiente de boquillas para todos los miembros de la familia.
  • Si van a usar el irrigador niños o personas con alguna enfermedad en las encías, será mejor escoger un irrigador dental de baja potencia.

Tipos de boquillas de un irrigador dental

Con el irrigador se incluye una o más boquillas que se pueden comprar y reemplazar. Existen diferentes tipos de boquillas , cada una de las cuales tiene su propio propósito:

  • La boquilla estándar es adecuada para limpiar dientes y encías sanas.
  • Es necesario un accesorio de ortodoncia para eliminar la placa debajo de los aparatos ortopédicos y debajo del margen gingival. En este tipo de boquillas, además de la pistola rociadora, hay cerdas.
    Si no hay este tipo de boquillas en el kit no significa que no se pueda eliminar la placa de las áreas deseadas, pero con una boquilla de ortodoncia será más fácil y rápido.
  • Una boquilla periodontal con una punta delgada hecha de goma blanda dirige la corriente más allá del espacio gingival, por tanto no debe usarse a la máxima potencia.
  • La boquilla de eliminación de placa es efectiva para el tratamiento de implantes, coronas y puentes. En su punta hay 3 mechones de cerdas.
  • Una boquilla de cepillo para la lengua elimina la placa de la lengua y las mejillas, por tanto elimina la causa del mal aliento.
  • Para la eliminación adicional de la placa, hay una boquilla de cepillo. Es un error pensar que puede ser reemplazada por un cepillo de dientes normal.
  • Se necesita una boquilla nasal para irrigar la cavidad nasal durante el tratamiento o para prevenir la rinitis (incluso alérgica) y la sinusitis.
  • Cada miembro de la familia debe tener su propia boquilla.

La boquilla de riego estándar debe reemplazarse aproximadamente cada seis meses, y las boquillas periodontales, de ortodoncia y de cepillo deben reemplazarse cada tres meses.

irrigador bucal

Qué puede hacer el irrigador dental y qué no. Evite cometer errores con el irrigador bucal

Líquidos para el irrigador

El uso de bálsamos, colutorios especiales y soluciones antisépticas para el irrigador mejora la eficacia, ya que sus componentes tienen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. La elección del líquido para los irrigadores orales depende del propósito de su uso. Cada remedio tiene un espectro de acción específico: un líquido para el irrigador ayuda a fortalecer el esmalte, el otro es efectivo para las enfermedades inflamatorias de las encías, el tercero tiene un efecto preventivo integral.

Cuidados del irrigador dental

El irrigador no necesita grandes cuidados, sin embargo, unos cuidados simples en el manejo del irrigador extenderán su vida útil.

  1. No toque el cargador con las manos mojadas.
  2. No permita que el dispositivo conectado entre en contacto con el agua.
  3. Vigile cuidadosamente la integridad del cable.
  4. No use soluciones de alcohol para limpiar el cuerpo del irrigador.
  5. El aparato no debe estar cerca de aparatos de calefacción.
  6. Vierta solo agua y bálsamos especiales para el irrigador en el tanque.
  7. Durante el funcionamiento del irrigador, no mantenga presionado el botón de pausa durante mucho tiempo; esto puede provocar que el motor se queme.
  8. Use solo accesorios recomendados por el fabricante.
  9. Si va a llevar el irrigador a la carretera en invierno, no debe haber agua, de lo contrario se congelará y dañará el dispositivo. Encienda el dispositivo, déjelo funcionar hasta que todo el líquido lo haya dejado completamente.
irrigador dental

Preguntas frecuentes respecto al uso del irrigador bucal

¿Se puede usar un irrigador dental a diario?

El irrigador no tiene contraindicaciones y puede usarse diariamente, es una herramienta ideal para la prevención de caries y enfermedad periodontal. Puede ser utilizado tanto por adultos como por niños. Pregunte a su dentista en caso de duda porque en uso de este dispositivo no parece estar indicado para fumadores, pacientes con diabetes mellitus y aquellos que usan aparatos ortopédicos o coronas.

Usar un irrigador dental ¿antes o después de cepillarse los dientes?

Muchas personas dudan si usar irrigador antes o despues del cepillado. Naturalmente, el irrigador se usa después de cepillarse los dientes. También puede usarse, como el cepillo, después de cada comida pero sin abusar. Usar el irrigador con demasiada frecuencia puede aumentar el espacio interdental, porque funciona bajo presión. Los restos de comida comenzarán a obstruirse allí, lo que podría producir una infección. Una buena opción es usar el irrigador por la noche, después del último cepillado antes de ir a dormir.

¿Es posible usar un irrigador si sangran las encías?

El sangrado de las encías no es una contraindicación. El irrigador dental nos ayuda a masajear las encías y limpiamos mejor la cavidad bucal. Rechace el uso del dispositivo (o úselo con precaución) en caso de padecer enfermedades cardíacas, rosácea, periodontitis aguda, así como también aquellas que hayan instalado recientemente un implante o simplemente se hayan sometido a algún tipo de intervención quirúrgica en la cavidad oral.

¿Puedo reemplazar la solución de irrigador con un enjuague bucal regular?

Se puede usar agua sin agregar nada para una buena higiene bucal. El dentista puede recomendar líquidos especiales para irrigadores que previenen enfermedades de los dientes y las encías, si es necesario.

¿Cada cuándo hay que cambiar la boquilla del irrigador?

Como regla general, se incluyen las siguientes boquillas con el irrigador: para el cuidado diario (simple), ortodoncia (con pequeñas cerdas), periodontal (para limpiar los bolsillos de las encías), un removedor de placa (similar a un cepillo de dientes) y un cepillo de lengua (con cuchara)

¿Cada miembro de la familia tiene que tener su propia boquilla para el irrigador?

Como en el caso del cepillo e dientes, cada uno debería tener su propia boquilla. No olvidemos que el irrigador dental es un objeto de higiene personal, entra en contacto con las encías y las membranas mucosas.

¿Qué potencia se debe configurar en el irrigador?

La regla básica cuando se usa un irrigador es «no hacerse daño». Si usamos el irrigador con una potencia muy alta podríamos lesionar las encías. Mejor usar una potencia media. Los irrigadores tienen diferentes modos: 1-5 / 1-10. Elija un nivel de 3 (1-5) a 5 (1-10). Para los niños, la potencia mínima es suficiente.

¿Cuándo es mejor usar un irrigador: después de cepillarse los dientes por la noche o por la mañana?

En principio, puede usarlo dos veces al día: después del cepillado de la mañana y después de la noche. Pero si lo usa una vez al día, es mejor posponer el procedimiento por la noche para limpiar completamente los dientes y la cavidad oral antes de acostarse de la placa y los restos de comida en el espacio interdental y no dar ninguna posibilidad de desarrollar infecciones, caries y enfermedad periodontal.

¿Para quién está indicado el irrigador dental?

El irrigador bucal está especialmente recomendado en estos casos:
Personas que usan algún tipo de prótesis fija, coronas, brackets o implantes dentales. El irrigador es un complemento indispensable para los cepillos interproximales.
En personas con alguna discapacidad, sobre todo si necesitan ayuda para cepillarse los dientes.
En personas diagnosticadas de patología de las glándulas salivales, porque el flujo salivar es más reducido, sobre todo en épocas de calor extremo.
En personas sensibles al limpiador lingual porque a veces, debido al tamaño, puede provocar molestias y hasta arcadas.

Irrigador dental vs hilo dental

El irrigador sustituye al hilo dental porque mejora los resultados y evita los riesgos de sangrado al rozar accidentalmente las encías.
El irrigador elimina por completo los restos de comida hasta de las zonas menos accesibles con el hilo dental, como en el caso de los brackets y otras ortopedias. Además elimina la placa de los dientes y limpia la lengua, algo que el hilo dental no puede hacer. El irrigador es mucho más eficaz que el hilo dental en todos los casos y además reduce el riesgo de sangrado de encías. Es una opción mucho mejor también en caso de usar prótesis y ortodoncia.

Irrigador dental o cepillo de dientes eléctrico

El irrigador no sustituye al cepillo e dientes. No es un medio alternativo de cuidado, sino un suplemento. El irrigador bucal se considera un recurso auxiliar diseñado para complementar o mejorar el resto de técnicas de higiene. Mejora y sustituye al hilo dental pero no al cepillo.
No es necesario usar un irrigador todos los días, se considera un uso óptimo 2-3 veces a la semana, sin embargo hay que cepillarse los dientes mínimo dos veces al día.
Conclusión: Hay que usar irrigador dental junto con el cepillo de dientes eléctrico.

Irrigador o cepillo interdental

El uso prolongado de un cepillo interdental puede acabar aumentando el espacio entre los dientes. El uso de un irrigador a una potencia moderada evita este riesgo y aumenta la eficacia del cepillo para eliminar los restos depositados en el espacio entre los dientes: es más eficaz y mucho menos agresivo.

El uso regular del irrigador reduce la probabilidad de formación de placa bacteriana en un 24%, aumenta la efectividad del cepillado de dientes en áreas inaccesibles de la cavidad oral en un 50%, reduce la probabilidad de caries en un 26%, limpia, refresca y mejora la condición de la cavidad oral. Se ha demostrado clínicamente que el irrigador es un 93% más efectivo que el hilo dental.

La Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), en los consejos que da en la web «cuidatusencias.es», considera indispensable promover el uso de estos sistemas de higiene interdental, dado su efecto preventivo.

Comprar un irrigador dental

Seguramente te ha convencido su capacidad para limpiar toda la cavidad bucal llegando hasta los lugares de más difícil acceso, aunque no lleves ortodoncias, implantes o coronas, el irrigador bucal ayuda a eliminar una mayor cantidad de bacterias de dientes y encías, por lo que elimina fácilmente el mal aliento, reduce la formación de placa y el riesgo de inflamación.
Se trata de un dispositivo muy fácil de usar que ofrece unos resultados de higiene profesionales.

Cuál es el mejor irrigador dental

El mejor irrigador dental es diferente para cada persona porque no todos tenemos las mismas necesidades. Para comprar un buen irrigador no necesitas gastar mucho dinero, sin embargo los hay de muchos precios. El dentista te dirá el tipo de boquilla y la potencia que necesitas. La elección dependerá de la cantidad de dinero que quieras gastar y de si lo quieres estático o un modelo más pequeño para usar de viaje o en un baño pequeño.
No hay grandes diferencias entre marcas, a menos que pasemos a una categoría superior, en la que es importante tener un buen servicio post venta.
En cualquier caso, en las plataformas de venta online se encuentran irrigadores económicos con un buen rendimiento.

Para empezar, basta con que te asegures de que puedes encontrar fácilmente boquillas de repuesto de su misma marca o compatibles.

Comprar irrigador dental barato

Si quieres comprar un irrigador dental sin gastar demasiado, hay opciones muy económicas de irrigadores dentales baratos que ofrecen buenas prestaciones.

El precio cambia con la capacidad del depósito, el número de boquillas y velocidades y el tipo de tecnología. Todos limpian bien. Que le precio no sea una limitación.

Irrigador dental con cepillo eléctrico

Si buscas un irrigador dental que además incluya un cepillo de dientes eléctrico, El precio sube algo pero tienes el material completo para un cepillado perfecto.

Cómpralo donde quieras, te ofrecemos el enlace a esta web porque es un catálogo online muy completo y puedes leer las opiniones de otros compradores antes de elegir. Esta es una de las grades ventajas de esta plataforma, son otras personas que ya lo han comprado las que te recomiendan o no su uso.

Comprar irrigador dental de viaje

Este es un formato muy cómodo tanto para personas viajan como para apartamentos pequeños o con poco espacio en el baño. Otra ventaja es que son ergonómicos y también se sirven con varias boquillas y unas 3 ó 4 velocidades. Más que suficiente.

Última actualización: septiembre 23, 2020 4:29 am

Irrigador dental recargable

Es interesante comprar un irrigador bucal recargable para no andar dependiendo de las pilas. Es más cómodo y mucho más sostenible. Los dispositivos que funcionan a pilas no son muy ecológicos, hay que pensar en llevar a reciclar las pillas o comprarlas recargables, y eso implica estar también pendiente del cargador. Los cepillos recargables tienen una base de carga o un cable. Suelen ser más potentes que los que funcionan a pilas y garantizan una potencia constante. De la lista anterior con nuestras recomendaciones, todos son recargables. Merece la pena.

Irrigador dental para niños

A los más pequeños les suele resultar más agradable el irrigador que el cepillo clásico o el eléctrico, entre otras cosas porque muchos rechazan el sabor de la pasta dental.

Cualquiera de los irrigadores que hemos recomendado es válido para niños, teniendo la precaución de usar velocidades bajas. Los irrigadores de viaje son más anchos en la base y pueden resultar incómodos en manos pequeñas, quizá es mejor comprar un irrigador estático de sobremesa con varias boquillas para toda la familia, o ayudarle a agarrar el mango hasta que se acostumbre. El irrigador puede ser un incentivo para crear el hábito del cepillado diario.

La mejor marca de irrigador dental

Todas las marcas de las que podemos encontar boquillas de recambio con facilidad son buenas. El mecanismo es sencillo y en Europa todos los aparatos tienen dos años de garantía. Luego están las marcas chinas desconocidas, con un precio muy por debajo de la media, que no tienen por qué salir mal, aunque no deja de ser un riesgo. Si en la descripción dicen que tienen boquillas compatibles con otras marcas, puedes probar.

En España las marcas más reconocidas son: Lacer, Philips, Oral B, Lacer, Panasonic y Waterpik. A continuación tienes unos enlaces para echar un vistazo a las opiniones de los compradorers antes de ir a la tienda si no quieres comprarlo online:

A partir de 70€

Desde unos 70€

Desde 37€

Scroll Up